Pilates Motion Coruña

Studio Manuel Boullosa

HAZNOS TUS CONSULTAS Y SUGERENCIAS SOBRE LESIONES O PATOLOGÍAS.

 

Si quieres que comentemos algún consejo sobre algo concreto puedes indicárnoslo a través de un comentario o enviándonos un correo electrónico.

 


DISTENSIÓN MUSCULAR CÓMO EVITARLA Y SUS SÍNTOMAS

CÓMO EVITAR UNA DISTENSIÓN MUSCULAR

- No estirar el músculo más allá del límite corporal preestablecido.

- Mantener el músculo debidamente fortalecido.

- Realizar estiramientos de forma constante.

- Entrenar con orientación profesional.

- Mantener la musculatura en reposo después de un entrenamiento excesivo.

- Usar compresas frías si sentimos algún tipo de molestias.

SÍNTOMAS DE UNA DISTENSIÓN MUSCULAR

 

- Dolor fuerte localizado cerca de una articulación que surge después de un golpe o una carrera.

- Dificultad para mover la zona afectada como caminar, cuando ocurre en una  pierna, o dificultad para mover el brazo cuando este es el afectado.

- Debilidad muscular; Puede aparecer una marca morada, signo del extravasamiento sanguíneo; Hinchazón en la zona afectada.

 

Si sufres alguno de los síntomas anteriores, es importante parar la actividad física y colocar inmediatamente una compresa helada en la zona durante 20 minutos para aliviar el dolor. Si no sintieras alivio y permaneces sin poder movilizar la zona de forma normal, debes ir al médico para que identifique y clasifique la lesión según su gravedad y tomar así las medidas oportunas.


¿QUÉ ES EL SÍNDROME PIRAMIDAL?

 

El síndrome piramidal es una neuropatía por atrapamiento del músculo piriforme, un músculo profundo que está en la cadera y que se encarga de la rotación de la misma. Su principal síntoma es el dolor en la cadera y adormecimiento de la región del glúteo. Se produce al comprimirse el nervio ciático a la altura del músculo piramidal por algún tipo de lesión que lo altera.

 

 

 

El músculo piriforme interviene en prácticamente todos los movimientos que se hacen en la parte inferior del cuerpo. Por debajo del músculo pasa el nervio ciático que va desde la parte inferior de la columna vertebral por la parte trasera hasta el pie. Cuando el músculo piriforme está inflamado o sobrecargado puede provocar espasmos musculares. Esto genera presión sobre el nervio, causando dolor. 

CAUSAS

Estar sentado durante largos períodos.

Hacer un exceso de ejercicio.

Actividades repetitivas como correr o caminar.

Malas posturas al caminar.

Un golpe constante en la nalga como el que puede causar el sillín de la bicicleta

Subir escalones

Levantar objetos pesados

 

SÍNTOMAS

Sensibilidad aguda en el glúteo.

Adormecimiento y dolor que desciende desde el glúteo a lo largo de la parte trasera de la pierna hasta el pie.

Dolor al subir escaleras.

Dificultad para sentarse y dolor cuando se está mucho tiempo sentado. Dolor en la parte inferior del cuerpo que es tan intenso que lo deja incapacitado.

Disminución del rango de movilidad de la cadera.

CÓMO DISMINUIR EL DOLOR.

Evitar hacer actividades que provoquen dolor, como andar, subir escaleras o estar sentado durante largos períodos, si no puede evitarse el estar sentado, se recomienda levantarse cada hora y caminar 5 minutos. Se pueden volver a realizar estas actividades cuando haya desaparecido el dolor. Hacer contrastes de hielo y calor. Usar hielo durante unos 15 minutos cada cierto tiempo. Es necesario recubrir el hielo para no dañar la piel. Debemos alternar el hielo con una almohadilla térmica en temperatura baja. Usar una postura correcta al sentarse, levantarse o conducir. Hacer estiramientos tratando de dar mayor flexibilidad a toda la musculatura del miembro inferior para que el nervio haga su recorrido sin presión, y así disminuya la inflación.

PREVENCIÓN

Practicar ejercicio de manera regular y con una carga adaptada a nuestra condición física.

Evitar correr por colinas o superficies con grandes desniveles.

Calentar y estirar antes de hacer ejercicio.

Cuando se sienta dolor parar y descansar hasta que desaparezca el dolor.

No sentarse ni acostarse durante períodos prolongados en posiciones que provoquen  presión en la cadera.

 


FASCITIS PLANTAR - CAUSAS, SÍNTOMAS Y CÓMO EVITARLO SU DOLOR

 

 

La fascitis plantar es un dolor muy común en la planta del pie, más centrado en el talón y se da en todo tipo de personas, tanto si practican deporte como si no. A pesar de ser una lesión bastante frecuente existe mucho desconocimiento sobre la misma. Se trata de una inflamación que afecta a la fascia o aponeurosis plantar, el tejido que sostiene el arco del pie, y que va desde el calcáneo (zona del talón) hasta la zona metatarsal (zona justo antes de llegar a los dedos). Este dolor puede empeorar al caminar o practicar deporte si no se trata correctamente.

CAUSAS:

Aunque la fascia esté diseñada para ser el soporte de todo nuestro peso, el abuso o presión del tejido puede generar dicha inflamación generando rigidez y dolor en el talón. Se pueden señalar entre otras causas las siguientes:

Obesidad.

Arco del pie muy pronunciado.

Sedentarismo o lo contrario, pasar demasiado tiempo de pie.

Debilidad en la musculatura del pie. Calzado inadecuado.

Mal acondicionamiento físico.

 

 

SÍNTOMAS:

Dolor en la base del pie o talón.

Dolor al finalizar la práctica de un ejercicio.

Dolor tras un periodo de reposo que remite tras caminar un poco.

 

CÓMO EVITAR Y MITIGAR EL DOLOR

 

 

El hielo ayuda a aliviar el dolor. Poner hielo en la zona dolorosa durante 10 o 15 minutos aproximadamente (unas 3 o 4 veces al día) puede mitigar las molestias y disminuir la inflamación, sobre todo durante las primeras 48 horas tras el inicio de los síntomas.

Un buen calzado la previene. Es importante invertir en un buen calzado para que la planta y el talón del pie no se resientan. Y más aún si se practica ejercicio intenso, si se recorren largas distancias y si se camina por terrenos irregulares o se corre cuesta abajo.

Los estiramientos antes del ejercicio son muy útiles. Es importante que el tobillo, el gemelo y el Tendón de Aquiles estén flexibles para prevenir la fascitis plantar. Para conseguirlo, es imprescindible realizar ejercicios de estiramiento del pie y de la pantorrilla, sobre todo antes del ejercicio físico.